Hevia: “Menos de 2.000 mineros no pueden decidir el futuro del Montepío”

El exlíder minero de CC OO pide al SOMA que admita su responsabilidad y a la dirección de la entidad que negocie el cambio de los estatutos

Articulo de La Nueva España del día 30-06-2017 (Para suscriptores)

Marián Martínez I  La Nueva España

Antonio González Hevia

Antonio González Hevia, exsecretario de CC OO de la Minería en Asturias y a nivel nacional, se ha integrado en la Asociación de Mutualistas del Montepío de la Minería para reclamar un cambio de estatutos y de dirección tras conocerse “el monumental escándalo” en el que está inmerso. “No puede ser que menos de 2.000 mineros que son de Hunosa decidan por los 11.000 socios del Montepío. Eso es un desequilibrio”, afirma. También advierte de que “el SOMA debe admitir la responsabilidad que tiene, porque lo consideró su cortijo particular”.

Hevia, como se le conocía en los ámbitos sindicales y del carbón, logró a principios de los años 90 un acercamiento al SOMA liderado por José Ángel Fernández Villa y que surgiera una unidad de acción que a la larga resultó fértil para el carbón y las comarcas mineras. El pasado viernes acudió a la asamblea del Montepío de la Minería, en las que no participaba desde hacía 30 años. Asistió “por obligación moral” teniendo en cuenta el “monumental escándalo” que envuelve a la mutualidad, y para apoyar un cambio en sus estatutos.

El exdirigente sindical asegura que “dada la gravedad de la situación”, la asamblea del Montepío debería de haber sido extraordinaria “y no darle el carácter de anual como si todo estuviera dentro de una normalidad que no existe”.

Como mutualista, asegura que la mutualidad debe recuperar la esencia de su creación, cuando la puso en marcha Noel Zapico, como un instrumento social y de solidaridad. Pero de eso hace décadas. “La figura de socios protectores, como son el SOMA y era CC OO, ya no tiene sentido, y menos teniendo en cuenta el número de mineros que quedan en Hunosa y los que están afiliados”.

Hevia afirma que “el SOMA, algún interés tendría que tener para que nunca dejara el control del Montepío a CC OO”, pero lo que le duele es que el “caso Hulla” haya salpicado a los fondos mineros, “que fue un gran logro de la lucha de los trabajadores” y a la imagen de los sindicatos.

En sus críticas también aparece CC OO y su decisión de abandonar el patronato del Montepío al conocerse las irregularidades detectadas. “La asociación de mutualistas nace precisamente porque abandonó a sus afiliados. La asociación y la dirección de la mutualidad deberían sentarse y negociar los estatutos y el futuro de la entidad”.