La historia de los caminos y carreteras de Mieres

El valle del Caudal ha sido durante siglos un estratégico eje de comunicación

Articulo de Juanjo en el periódico asturiano “La Nueva España” del domingo 1 de octubre de 2017

Juan José Menéndez Fernández

Juan José Menéndez – 01.10.2017 | LA Nueva España

Hay que remontarse a tiempos muy remotos para hablar de los caminos de nuestro concejo, algunos son tan antiguos como la presencia humana sobre estos territorios.

Nuestros mayores se acordaran de las denominaciones de los caminos que generación tras generación recorrían nuestros antepasados, algunos todavía tienen uso con los nombres de:

Camino Real, De Sacramento, De Carros, Camino vecinal, Etc…….

También se utilizan nombres secundarios como, senderos, atajos y veredas. Las vías de comunicación  atravesaban la mayoría de los pueblos y caseríos y servían como eje vital para llegar a las aldeas y rincones más apartados. Hagamos un pequeño recorrido por estas vía de comunicación.

LA CALZADA ROMANA

La calzada Romana fue sin ninguna duda la más antigua e importante vía de comunicación que atravesó el valle de río Caudal. Esta calzada la fechan los historiadores en la época de Cesar Augusto (justo  cuando llego al mundo Jesucristo), en cuyo tiempo tenían los romanos en nuestra Península Ibérica más de 14.000 kilómetros de vías militares, una de ellas atravesaba por la mitad nuestro concejo, y tenía como objeto enlazar León con Gijón, ambas poblaciones romanas (Benjamín Benxa, laminariun de antigüedades mierenses, pág. 2. Mieres 1971).

Calzada romana – recreación

Manuel Álvarez Álvarez (Mierense), realizó un dibujo en el año 1926 con la calzada atravesando nuestro concejo desde Senrriella al Padrún. Pocas son las referencias que se dan con relación a otra calzada secundaria que partiendo de la mencionada en La pasera, atravesaba el valle de San Juan (pegada al el “río Chuca” el conocido San Juan) y salía por Santumillano hacía Langreo. Escribía López Cerrato:

 <<descendía esta vía de Mieres del camino y entraba en Langreo por Cabofel, atravesando el río Nalón mediante un monumental puente de cinco arcos, uno de los más importantes de Asturias construidos por los romanos>>. (Antonio López Cerrato. Cien años de Langreo 1880-1980, pág. 7. Oviedo 1981).

Ventamojá en ,”La Villa”. Año 1900.

CAMINO Y CARRETERA REAL

El Camino Real fue la segunda vía importante de comunicación de Asturias  y comunicaba con la vecina provincia de Castilla, es de suponer que discurriera por el solar de la milenaria calzada romana atravesando el difícil y complicado puerto de pajares, lugar de tránsito de los comerciantes que salían y entraban en el Principado con sus mercancías.

A finales del siglo XVIII se construye la “Real Carretera”. Gaspar Melchor de Jovellanos fue uno de sus principales promotores (durante su planeamiento se alojaba en el Palacio de Camposagrado), su paso por nuestro Mieres del Camino fue competencia casi exclusiva de Jovellanos, no faltaban otros intereses que intentaron desviar la carretera desde Pola de lena al concejo de Quirós y por ahí continuar hasta Oviedo, afortunadamente el criterio de Jovellanos se impuso, a mi entender, con gran sensatez.

Jovellanos nos refleja un Mieres tranquilo, que vive la dulce existencia campesina, aún no existían minas, todavía no existían minas y escombreras, el “Río Grande” (Río Caudal), discurría por hermosas vegas y prados esmaltados de esmeralda. Decía Jovellanos:

Retrato de Jovellanos por Ignacio Suárez Llanos

 

<<Esta situación de Mieres es hermosa, sentada en la izquierda del río, su vega es la más grande y fértil  del Valgrande y la ladera que se ve a la derecha está llena de arbolado, cultivo y caseríos, es muy amena y agradable…>>

En Mieres del Camino  se crean mesones y paradas para las diligencias y carromatos, resultando para la villa fuente de magníficos ingresos el extraordinario tráfico que se desenvuelve la nueva carretera. También es Mieres estafeta postal para la correspondencia destinada al concejo de Aller y al Valle del Nalón. (Casal. Comarca, nº22 y 36).

 

 

La Pasera de Mieres del Camino en 1915. Foto de Enrique Suárez

Existen en nuestro municipio muchos lugares que recuerdan el paso del Camino y Carretera Real, y así pueden citarse:

El mesón de La Pasera (en La Pasera), El mesón de Ventamojada (en la zona de La Villa), La Fonda (pueblo situado en la margen izquierda del río Caudal),  La Venta (en Santullano)

El paso de las diligencias llenas de viajeros era constante camino de la meseta o camino de Oviedo y Gijón. Las Galeras (el medio de transporte más utilizado por las clases humildes al ser muy lentas e incómodas) fueron los más incomodos medios de transportes de aquella época, donde los pasajeros viajaban afinados con las mercancías. “En Asturias las galeras funcionaron para reducidos trayectos y durante poco tiempo”.

En el año 1815 se estableció un servicio semanal de diligencias entre Gijón y Madrid. En Mieres tenían su administración en el parador de “La Pasera”, donde se paraba  a descansar y se cambiaba el tiro de las diligencias. (J.E. Casariego.Ob. cit., pág. 58).

Dibujo de Galera de la época

El inglés Joseph Townsend, decía esto de nuestra villa:

<<Deje Oviedo el 2 de octubre, después de atravesar varias aldeas, llegue a Mieres al medio día, por la noche encontré una buena cama en Campomanes después de haber recorrido diez leguas y media a través de colinas deliciosas, cubiertas de espesos bosques, o muy bien cuidadas. Me sorprendieron en cada uno de estos sitios los precios módicos de las posadas. En Mieres, por un plato de huevos, por la cocción de una gallina y por el ruido de la casa, es decir por las atenciones que me prestaron, la patrona solo me pidió un real, un poco más de dos peniques y cuarto. En Campomanes, por iguales servicios y una cama, me pidieron dos reales >>. (J.Tolivar Faes. El Reverendo Joseph Townsend y su viaje por Asturias, pág. 110. Oviedo, 1986).

El cruce de Requejo a finales del siglo XIX (Actual Avenida de Sama). Archivo Luis Fernández Cabeza

CARRETERA A LANGREO

Las comunicaciones con el vecino concejo de Langreo, se venía realizando a través del impracticable Camino Real, que discurría a lo largo del valle de San Juan hasta Santumillano. Por este camino, que estaba en muy malas condiciones, era necesario cruzar tres veces el río Chuca (río San Juan), y no había ningún puente, lo había habidos años atrás (había referencias de la antigua calzada romana y sus puentes), pero en ese momento había, solamente, un tronco de árbol para las personas, este apaño tenía mucha dificultad para pasar cargados y de madreñas, los carros cruzaban el río por las zonas donde transcurría el Camino Real (enterrándose bastante en el fondo) y dejaban las zonas de vadeo prácticamente impracticable para las personas y en muy malas condiciones de uso, incluso para carros y animales de carga, era una autentica tortura circular por ese camino Real, muy a pesar de que era la vía de comunicación entre los concejos de Mieres y Langreo.

Así las cosas en un tema de tanta importancia para ambos municipios, inician los trámites para la construcción de una carretera que se solicita al Ministerio de Fomento en comunicación de 15 de junio de 1882, siendo desestimada por S.M.el Rey por no considerarse de interés general, por hallarse comprendida en el plan de carreteras de Oviedo. (A.M.Legajo 9-31).

No cejan los ayuntamientos en su peticiones y al fin se recibe un telegrama de D. Alejandro Pidal, comunicando la aparición en la Gaceta de Madrid la fecha de la subasta de la carretera para el 15 de agosto de 1885, cuyas obras finalizaron la década siguiente. En el año 1970 se realizaron unas importantes obras de acondicionamiento a esta importante vía de comunicación.

La esquina era el bar Victorino Ordoñez. Calle Ramón Y Cajal de Mieres

CARRETERA DE LILLO A SANTULLANO

En el expediente para un nuevo plan de caminos vecinales de 1898 (A.M. Legajo 9-25), se dice de esta carretera:

<<la Diputación Provincial había empezado esta carretera, construyendo algunos trozos entre Santullano y Santa Cruz. Al incautarse  de ella el Estado, construyó seguidamente, la sección de Santa Cruz a Collanzo, que sigue la margen derecha del río Aller (río flumen Alier, nombre antiguo), y por último salió a subasta la terminación de los cuatro trozos comprendidos en la provincia de Asturias, con lo que se estableció una nueva vía de comunicación con la vecina provincia de León (esperaban terminarla en un plazo de cuatro años, hacía el año 1902-1903)>>

CARRETERA FIGAREDO – IGLESIA DE TURÓN

En 1896 se inicia el expediente, apareciendo el anuncio en la Gaceta de Madrid el 16 de septiembre de 1897, se adjudicó a Vicente Menéndez en 116.000 pesetas, las obras terminaron en 1902.

CARRETERA DE SANTULLANO A VILLAESTREMERI

Esta carretera fue terminada en el 21 de octubre de 1889, el proyecto abarcaba la continuación de una segunda fase a comunicar con Riosa, de cuyo proyecto se sigue hablando.

Carretera de Rioturbio a Vegadotos

CARRETERA DE RIOTURBIO A ENTRERRÍOS

Con un presupuesto de 34.495 pesetas, apareció en el B.O.P de 13 de julio de 1898 y su recepción definitiva tiene lugar el 18 de junio de 1900.

En sesión de 20 de enero d 1901, el Ayuntamiento de Mieres aprueba las bases para una serie de obligaciones municipales por un importe de 600.000 pesetas en títulos de 500 pesetas, con un interés del 5% anual para las obras de las siguientes carreteras:

 

 

  • FIGAREDO –IGLESIA DE TURÓN
  • LA PEÑA – SANTIRSO
  • SUEROS –SEANA
  • IGLESIA DE TURÓN – URBIÉS
  • BAIÑA – LA PEREDA

En los primeros años del siglo XX, se llevaron a cabo la construcción de las mencionadas carreteras.

La mina de mercurio en el Cañu la salud, saliendo de La Peña en dirección a la Rebollada

CARRETERA OVIEDO – FIGAREDO

El día 8 de noviembre de 1968 y con un coste de 650 millones de pesetas, se inaugura esta carretera (la conocida como carretera nueva), que supuso una notable mejora en las comunicaciones de nuestro concejo (con la supresión de la carretera del Padrún), en la década siguiente se inauguraría el segundo tramo FIGAREDO – CAMPOMANES, y en 1988, dieron comienzo en Oviedo las obras del desdoblamiento de esta carretera, con los siguientes tramos:

 

  • OVIEDO – MIERES, se inauguró el 21 de agosto de 1993 (ministro Borrel)
  • SENRRIELLA – POLA DE LENA,  se inauguró el 26 de noviembre de 1993
  • SANTULLANO – SENRRIELLA, se inauguró el 3 de diciembre de 1993
  • Los tramos MIERES –SANTULLANO Y POLA DE LENA – CAMPOMANES se abren en el año 1994.

Primer túnel por la parte de Mieres, de la carretera nueva Oviedo-Mieres,, principios de los años 60 del pasado siglo XX.

De esta manera finalizaron las obras del desdoblamiento de esta carretera.

Hasta aquí la breve e interesante historia de nuestras principales vías de comunicación.

FUENTE: JUAN JOSÉ MENÉNDEZ FERNÁNDEZ

 

 

 

 

 

Artículo de ABC sobre la Carretera Oviedo-Mieres

Contribución de las parroquias del concejo a la reparación de caminos. Año 1866